NO TE RESISTAS AL CAMBIO…

Por Dr. J.R. Román

El comentario que estoy escuchando de muchos líderes, empresarios, educadores y amigos, es: “nuestro país está paralizado”. Esta frisado como un programa de computadora que no se mueve para ningún lado. Pero le confieso que el problema no es solo económico, sino también es un problema de actitudes, porque cuando nos enfocamos en el problema y no hablamos de soluciones se paraliza la creatividad y el entusiasmo de la persona. 

Estamos en tiempos de cambios y hay cuatro “C” importantes para entender el cambio, estar consciente y aceptar el cambio. Las personas están enfocadas en resistir al cambio y no aceptarlo , esto produce confusión. Esta “confusión” nubla el entendimiento, apaga la energía y mata la confianza. Por lo tanto hay que estar consciente que ningún problema se puede resolver en el mismo estado emocional que se creó. Personalmente cuando tengo una crisis que no puedo resolver me dirijo a la segunda “C” que sería “conocimiento”. Conocimiento, significa ¿Quién ha resuelto este problema anterior mente?, ¿Cuál es el plan “B” para superar esta situación? ¿Quién nos puede ayudar a superar esta adversidad?, ¿Qué es lo más malo que me puede suceder, si esto no se resuelve? Por lo tanto hay que ir al amigo, al experto, al Internet, al periódico. Porque esta crisis tiene solución. Esto nos lleva a la tercera “C” que es la “convicción”. Es tener fe, es creer que esto tiene solución. Cuando hay fe hay esperanza, Hay una expectativa que lo mejor para nuestra vida viene en camino. Que nuestra creatividad y nuestro entusiasmo generan la certeza de que todo obra para bien. Esa actitud no lleva a la cuarta “C” que es el “compromiso”, El compromiso con el cambio de actitud, el compromiso que necesitamos cambiar, ¿Por qué y para cuándo lo queremos cambiar?, que significa si logramos estos cambios. Defina claramente qué lo esta impidiendo y cómo lo podemos superar. ¿Cuándo en la historia han existido cambios tan acelerados como hoy?, si usted hubiera nacido en el 1860, hubiera tenido otros problemas. No se usaba el auto, sino la carreta o caminaban a pies. No se usaba el teléfono, e-mail o fax, se usaban mensajeros y el telégrafo. Las personas no tenían los recursos para ir a estudiar, la edad promedio de vida de la gente era 50 años. Gracias a los cambios de los últimos 2 mil años hoy tenemos los recursos más eficaces en la comunicación, en la salud, en la educación, en la tecnología y en los derechos humanos. Por eso tenemos que enfocarnos en visualizar los cambios que hay que hacer. En planificar un plan de acción para alcanzarlos, en actuar trabajar y disfrutar el proceso del cambio. La recomendación es compartir con su equipo de trabajo, ya sea su familia, su negocio o sus compañeros de trabajo. Identifiquen sus fortalezas, ¿Cuáles son las áreas fuertes de su equipo?. ¿Cuáles son las áreas que hay que mejorar?. Identifiquen los cambios que se deben realizar para fortalecer los equipos de trabajo. ¿Estamos listo para hacer cambios?, necesitamos definir cuáles son los cambios que hay que realizar. Tenemos que asumir el compromiso para producir cambios porque el no hacerlo nos llevará a pagar un precio mucho más alto. El comportamiento de las personas que aceptan los cambios, tienen unas características en particular, saben lo que quieren conseguir, conocen los resultados que quieren producir. Son personas de acción, se enfocan en lo que hay que hacer y hacen un inventario de los recursos que tienen antes de comenzar sus proyectos. Identifican los conocimientos, la gente, los recursos que se necesitan para alcanzar sus objetivos. Son personas flexibles y saben adaptarse a las situaciones no planificadas. ¿Cómo vivir en tiempos de cambios? Realmente somos la fuerza del cambio, porque tenemos propósitos, motivo para vivir, dirección a donde ir y sabemos hacia donde nos dirigimos. Tenemos los recursos para tener éxito, la creatividad, la energía, la fe, y la acción para enfrentarnos a las adversidades de estos tiempos. Porque sabemos convertir nuestras ideas, nuestros pensamientos y nuestros sentimientos en acción. Somos la fuerza del cambio porque sabemos acariciar nuestra visión, alimentamos nuestros sueños, nuestras metas, y no descansamos hasta hacerlas realidad.

¡Lo felicito porque usted está listo para el cambio!. Evalué como ha sido su crecimiento en los pasados cinco años, las metas que ha logrado, las adversidades que has vencido , las victorias que has conquistado y si usted se ve entenderá que ha cambiado. Han cambiado sus actitudes, sus fortalezas para vencer las adversidades, sus energía para seguir luchando y le garantizo que estos próximos 5 años van hacer mejores. Evalué como usted se ve en estos próximos 5 años, sea un buen pensador. Evalúa la forma en que se habla, controle las imágenes mentales que producen estados emocionales débiles, enfóquese en las cosas que le enriquece, que le alimentan el alma, que le ayudan a convertir sus sueños en realidad. Identifique sus fortalezas y no se desenfoque, todo caerá en su sitio, recuerde algo, su peor enemigo son sus preocupaciones desactive las turbulencias emocionales. Manténgase en dieta mental, (obténgala en www.motivando.com.) Desactive la ansiedad y no se resista al cambio. Nuestro reto es mantener la confianza en nosotros mismos, es promover cambios efectivos y es mantenernos motivados porque hemos nacido para triunfar. Recuerde que sin cambios no hay crecimiento. ¡Usted puede aceptar el cambio!

Epiko Magazine

Epiko Magazine

Leave a Replay

Sign up for our Newsletter

Epiko Magazine

Recibe tu dosis de Epiko Magazine