Zapallo, Auyama, Calabaza Zapallo, Auyama, Calabaza
La calabaza, es un fruto de la calabacera, una planta rastrera, de la que existen muchísimas variedades, es herbácea y anual y puede llegar... Zapallo, Auyama, Calabaza

La calabaza, es un fruto de la calabacera, una planta rastrera, de la que existen muchísimas variedades, es herbácea y anual y puede llegar a medir más de 10 metros de longitud. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, junto con otros frutos como la sandía, el melón, el pepino, entre otros. Dicen que vino de la China; pero también afirman que en Babilonia cultivaron esta planta rastrera. Calabazas, comieron los egipcios quienes también cultivaron las suyas a la vera del Nilo. En Sur América, su uso se remonta a unos 5000 años antes de nuestra era; es conocida como auyama o zapallo. En Perú y Bolivia cultivaban calabazas y utilizaban sus derivados. También los tupí-guaraní ( que vivían en la región comprendida actualmente por Brasil, Paraguay y Argentina) cultivaban calabazas, mandioca, y maíz. En México la utilizaron antes de que aparecieran los Olmeca, Maya Y Azteca. El zapallo (auyama, calabaza) es un regulador de la función intestinal por su alto contenido en fibra, produciendo sensación de saciedad, ayudando a las personas que quieren controlar su peso. Regula el sistema nervioso y es un fortalecedor del sistema óseo. Se digiere con facilidad, tanto hervido como al horno o incluyéndolo como ingrediente en una comida. Es pobre en sodio, grasas y calorías. Cada 100 gramos de zapallo contienen aproximadamente 28 calorías. Tiene la condición de ser altamente diurético y de prevenir infecciones del aparato respiratorio. Es un protector a nivel de estómago contra la acidez y la gastritis. Colabora en la formación de anticuerpos y es buena para la vista, las uñas, huesos en general, piel y cabello. Al elegirlo debemos comprobar que la cáscara esté bien dura y firme, sin partes blandas. La pulpa debe ser firme, seca y opaca. Cuando la pulpa es brillante nos indica que el zapallo fue cosechado en forma anticipada y por lo tanto no será dulce. Otro detalle importante, cuanto mayor es el tamaño del zapallo más dulce es su sabor.

Pastel de Calabaza

El pastel de calabaza nació cuando los colonos, cortaron la parte superior, les quitaron las semillas y las rellenaron con miel, leche y luego las cocinaron en cenizas calientes. Dentro del folklore están relacionadas a la fiesta de Halloween y gran parte de la producción de este alimento es utilizada en forma decorativa para dicha celebración.

Receta

Pastel de Calabaza y Coco

Ingredientes

  • 200 g de calabaza limpia
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g azúcar
  • 150 g harina
  • 50 g coco rallado
  • 3 huevos grandes
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pizca sal

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180º C.
  2. Engrasar y enharinar el molde.
  3. Pelar y trocear la calabaza. Poner en un bol apto para microondas y cubrir con agua. Cocinar durante unos 10 minutos a potencia máxima. Dejar enfriar y reservar.
  4. En un bol, mezclar la harina con la levadura, la sal y el coco. Integrar todo bien y reservar.
  5. En otro bol, batir los huevo y el azúcar hasta obtener una crema espesa. Agregar a los ingredientes secos con movimientos envolventes hasta que quede una mezcla homogénea.
  6. Hacer un puré con la pulpa de la calabaza e integrar con la mantequilla con unas varillas eléctricas. Agregar a la mezcla reservada integrando todo con mucho cuidado.
  7. Poner en el molde y hornear de 30 a 40 minutos, hasta que esté hecho. Para comprobarlo, se puede insertar una brocheta y cuando salga limpia está listo.

 

Epiko Magazine