Evite estos 6 alimentos para proteger su cerebro Evite estos 6 alimentos para proteger su cerebro
¿Qué comidas deberíamos evitar si queremos cuidar nuestro sistema nervioso? Según el sitio especializado Prevention, los neurólogos recomiendan disminuir el consumo de: 1. Azúcar... Evite estos 6 alimentos para proteger su cerebro

¿Qué comidas deberíamos evitar si queremos cuidar nuestro sistema nervioso? Según el sitio especializado Prevention, los neurólogos recomiendan disminuir el consumo de:

1. Azúcar

Unos estudios recientes que han realizado científicos israelíes demostraron que el consumo de los sustitutos del azúcar aumentan de manera drástica el riesgo de padecer diabetes que, a su vez, incrementa la probabilidad de sufrir degradación cerebral y enfermedades como el mal de Alzheimer.

2. Pescado (con mercurio)

Especialistas advierten que el consumo de mercurio, que se puede encontrar en alimentos como el pescado, representa uno de los mayores riesgos de daño cerebral. Este alimento puede afectar al cerebelo, una región que controla el equilibrio, la coordinación y la visión. Gail Saltz, profesor de Psiquiatría de la Universidad Cornell y médico del Hospital Presbiteriano de Nueva York (Estados Unidos), afirma, procura “no comer atún más de una vez por semana” y prefiere hacerlo “en pequeñas cantidades, como en rollos de sushi”. Además, algunos nutricionistas recomiendan abstenerse de comer tiburón, pez espada o blanquillo y limitar el consumo de atún blanco, camarón y bagres, también conocidos como peces gato.

3. Galletas (de hojaldre)

Deben consumirse poco, porque, para generar su textura, los fabricantes suelen emplear grasas saturadas. En el apartado de los tentempiés perjudiciales también se encuentran la margarina y las palomitas de maíz de microondas. Las grasas saturadas causan contracciones neuronales, inflamación e interrupción de la transmisión nerviosa del cerebro y perjudican a la memoria.

4. Bebidas (azucaradas)

Los expertos han concluido que el sistema de regulación de nuestro peso parece que no trabaja de la mejor manera cuando asimila el contenido de bebidas azucaradas. Algunos estudios han demostrado que estos líquidos “engañan” a nuestro cerebro porque no reducen la sensación de hambre de nuestro organismo cuando consumimos calorías, circunstancia que provoca que comamos más de lo que necesitamos.

5. Gluten

Existen casos registrados en los que una dieta libre de gluten ha contribuido a que algunos pacientes superaran psicosis y enfermedades depresivas. El efecto dañino del gluten se debe a que, durante su crecimiento, los cereales son irrigados con herbicidas tóxicos y tratados con productos genéticamente modificados. En este caso, la recomendación es reducir los productos que contengan harina.

6. Comida (procesada)

Trata de otra fuente de grasas saturadas que, principalmente, perjudican al cerebro y al corazón, pues contienen altas cantidades de azúcar e ingredientes artificiales. Además, estos “alimentos artificiales” aumentan las opciones de padecer obesidad, que también resulta muy perjudicial para nuestro cerebro.

 

Epiko Magazine