Medicina Estética Medicina Estética
Los procedimientos ambulatorios en los consultorios se han convertido en la primera línea para combatir el envejecimiento facial. Estos procedimientos dan muy buenos resultados.... Medicina Estética

Los procedimientos ambulatorios en los consultorios se han convertido en la primera línea para combatir el envejecimiento facial. Estos procedimientos dan muy buenos resultados. Una de estas técnicas en medicina estética, es el tratamientos con Láser. Estos tratamientos, pueden mejorar la salud de la piel y su aspecto de una manera sutil, lo que hace que los cambios se vean naturales. Y traen con ellos, un riesgo mínimo comparado a la cirugía invasiva.

La tecnología láser funciona usando la luz. El láser es una luz especial cuyo poder energético tiene efectos que utilizamos para tratar condiciones médicas. Básicamente, se usan diferentes láseres para tratar condiciones distintas. El láser tiene un blanco, un objetivo; el blanco es un color, ya sea el negro, marrón, rojo, o podría ser un componente como el agua o la grasa. Utilizando la tecnología láser podemos dirigir una energía contenida a uno de estos objetivos con el fin de eliminarlo, SIN hacer daño a las estructuras alrededor del blanco.

Con el láser se pueden eliminar “defectos” que nos molesten en nuestra piel, ya sean: manchas de sol, capilares, vellos, y arrugas. Se pueden tratar condiciones como la de la rosácea, el acné, y el melasma. Se pueden disminuir estrías y cicatrices, hasta casi ser imperceptibles. Igualmente, se pueden eliminar las telangectasias faciales, el eritema facial, los puntos rubí, y las dilataciones vasculares en las piernas. Cuando el objetivo del láser es la grasa, entonces se elimina esto también.

Con el tiempo la piel se pone fina y pierde su elasticidad.  Estos cambios de envejecimiento son acelerados y empeorados con la luz solar.  La piel envejecida por el sol demuestra:

• Cambios en textura arrugas;

• Cambios en pigmentación manchas de sol, pecas, bronceado amarillento;

• Cambios en vasos telangectasias y enrojecimiento

• Decaimiento, fragilidad y cambios degenerativos.

El láser además de mejorar o eliminar lo antes mencionado, es capaz de estimular la piel a regenerarse nuevamente, logrando además que aumente la elasticidad y el resplandor, disminuyendo los poros y otras imperfecciones que aparecen con el paso de los años. Al igual que eliminar pigmentos causados por daño solar, esta tecnología puede usarse para eliminar tatuajes no deseados. En este caso, el blanco, “el target” del láser es el pigmento del tatuaje.

Cambiando “el target” esta tecnología puede utilizarse para contornear el cuerpo de una manera no invasiva eliminando la grasa tratada en partes del cuerpo. Esta tecnología de utilizar láser para eliminar grasa ha sido aprobada por el FDA en el 2015. Nos ha dado una gran alternativa para tratar áreas del cuerpo y de “esculpir” sin tener que acudir a cirugía invasiva. El láser es una herramienta muy útil y efectiva en el campo de la estética para ayudarnos a lucir mejor con muy poco riesgo cuando se compara con la cirugía invasiva.

Facebook Profile photo

Epiko Magazine