Hoy día es alarmante el crecimiento en las cifras de personas con enfermedades crónicas y las muertes causadas por condiciones que se pudieron prevenir....

Hoy día es alarmante el crecimiento en las cifras de personas con enfermedades crónicas y las muertes causadas por condiciones que se pudieron prevenir. Estadísticas demuestran que casi un 65% de los americanos tienen sobre peso y existe un 30% de niños obesos, alrededor de 21 millones sufren de diabetes y 72 millones de presión alta. Son números impresionantes considerando que Estados Unidos gasta cerca de $2 Trillones al año en “salud” y sin embargo nos estamos enfermando más y más.

Se ha despertado un interés en encontrar la “fórmula perfecta” de obtener una salud óptima y mejor calidad de vida.  Mientras  unos recomiendan y aseguran que, por ejemplo, cierta dieta o cierto medicamento van a desaparecer todos los dolores y males; otros se hacen la pregunta ¿qué  es lo que en realidad funciona para obtener una mejor salud y prevenir enfermedades crónicas?

Mantener una salud óptima y prevenir enfermedades va más allá de hacerse un examen físico todos los años o tratar de aliviar algún síntoma. Nuestro cuerpo tiene necesidades que es necesario que las conozcamos para tomar acción y prevenir la mayores causas de enfermedades en Estados Unidos.  

Nutrición 

Somos lo que comemos y de nuestros hábitos alimenticios depende grandemente nuestra salud. Hoy día la obesidad, las enfermedades del corazón, cáncer y la diabetes están afectando más y más personas cada año y están directamente relacionadas con mala alimentación y la vida sedentaria que muchos viven hoy día.

Así como nuestro carro necesita de gasolina; un buen aceite, diferentes tipos de filtros, de la misma manera nuestro cuerpo tiene la necesidad de ciertos alimentos, nutrientes, ect que van a influir en el rendimientodel mismo. El exceso de grasas y azucares; la falta de una buena nutrición es la combinación fatal que va llevando al cuerpo a un proceso acelerado de envejecimiento, desarrollando diferentes tipos de enfermedades desde temprana edad. 

Mantener el peso adecuado y buena alimentación podría ser la diferencia entre vivir plenamente o estar una vida tomando medicamentos o visitando salas de emergencias.

Lo esencial en una dieta saludable consta de tomar suficiente agua durante el día, comer bajo en grasa y carbohidratos complejos (azúcar, harina, arroz, pasta) y alto en fibras, vegetales crudos y frutas. Y, entre los suplementos recomendados se encuentran los Omega-3, vitaminas B, C, D y E. Hacer tres semanas de limpieza y desintoxicación del cuepo también es importante para mejorar la salud y prevención. Para un plan nutricional específico a sus necesidades consulte con su doctor o un nutricionista.

Ejercicios 

Cuando hacemos ejercicios aumentamos la actividad cardiovascular y la respiración, así aumentamos el oxigeno en el cuerpo. El ejercicio también ayuda a disminuir el estrés y promover el sueño que es necesario para la regeneración y sanación de tejidos. Entre otros beneficios se encuentran la prevención de condiciones como; presión alta, diabetes, colesterol alto, depresión y la obesidad.

Comience con un plan de ejercicio realista, que le guste y vaya de acuerdo a su horario. Recuerde que hasta 20 minutos de ejercicio al día puede hacer la diferencia. Es importante que consulte con su médico antes de comenzar un plan de ejercicio.

El cuidado del sistema nervioso

Cuando la columna vertebral se afecta, puede afectar al sistema nervioso e interferir en la comunicación del cuerpo-cerebro. En muchas ocasiones, estos daños causan síntomas (como dolor) y en otras ocasiones pueden causar que un órgano no funcione correctamente. Se recomienda un examen espinal hecho por un quiropráctico al menos una vez al año y mantener una columna vertebral y sistema nervioso saludable. De esta manera evitamos interferencias en la comunicación del cuerpo; logramos que el cuerpo funcione a su mayor capacidad y mantenemos una buena salud.

Es tiempo de comenzar un nuevo régimen de nutrición y ejercicio y cuidar nuestro sistema nervioso como también mantener un balance en nuestra salud emocional y espiritual. Al final solo tenemos un cuerpo y es nuestra responsabilidad cuidarlo. 

Facebook Profile photo

Epiko Magazine