Por  Dr. J.  R. Román Un Facilitador es una agente de cambio, es una persona que tiene la capacidad de influenciar, inspirar, motivar e...

Por  Dr. J.  R. Román

Un Facilitador es una agente de cambio, es una persona que tiene la capacidad de influenciar, inspirar, motivar e inducir a las  personas, para que puedan desarrollarse y lograr sus metas.  Sabe cómo organizar y coordinar las herramientas, los recursos y la energía de las personas, para que puedan desarrollar sus destrezas. Es una persona que levanta el espíritu de su equipo de trabajo. Consigue que los pensamientos y sentimientos de estos se conviertan  en acción.  Para ser un  buen  Facilitador, tiene que  tener su propósito  bien definido. Este debe ser una persona  íntegra, tener  confianza tanto en  él  como en  su equipo. Desarrolla pasión por lo que hace, es  entusiasta, motiva y es un buen conciliador.   Nuestro trabajo como facilitador consiste en mantener los niveles de energía para que las personas sean exitosas en lo que hacen y sean más productivas.

 

Si la persona se siente motivada con lo que hace, puede llegar a aumentar su productividad. Un buen facilitador puede cambian las creencias y actitudes  negativas de su equipo de trabajo y convertirlos en mejores productores. ¿Pero qué es productividad?  La podemos definir como la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos y la cantidad de recursos utilizados.  Ninguna organización hoy día  es competitiva  si  no  cumple con  la calidad, producción, tiempos, eficiencia, innovación, nuevos métodos de trabajo, tecnología y muchos otros conceptos que hacen que la  productividad sea importante para el desarrollo de una empresa. El trabajo del facilitador es servir de orientador, motivador y concienciar  al empleado a enfocarse en sus fortalezas. Un elemento  importante  para aumentar la productividad de la empresa es el capital  humano, la inversión que se realice para  capacitar este personal  y prepararlos adecuadamente  tiene una relación directa con los resultados del trabajo. Un personal adiestrado en la administración de tiempo, comunicación, trabajo en equipo, servicio al cliente, relaciones interpersonales, tecnología,  es más productivo que un personal  no  capacitado en estos temas.

 Los  programas  de adiestramientos generan una mejoría en la productividad, aun cuando se deba invertir  más dinero para lograr dichos objetivos. Si  el  facilitador quiere  motivar a  su personal para que sean más productivos, debe asegurarse   que la mayor cantidad del tiempo se enfoque   en las  fortalezas de su equipo. Una persona  que no  está  motivado a hacer su trabajo, no será  productivo. Las teorías humanistas sostienen que el trabajador más satisfecho es aquel que satisface mayores necesidades psicológicas y sociales en su empleo y por tanto, suele poner mayor dedicación a la tarea que realiza. El Facilitador debe  identificar qué le  motiva a  su  equipo de trabajo. ¿Qué   necesita?, ¿Qué desean?  ¿Cuáles son sus inquietudes?,  Cuáles son  los obstáculos que  se presentan que le impiden    poder llegar a sus metas. Para ser un facilitador de cambios  y tener un equipo de trabajo   productivo debe tener estas características: Ser una  persona responsable, tener una  buena  comunicación, ser honesto, sentir respeto por los demás, tener sentido de integración, ser sincero, cooperador, saber trabajar en equipo, mostrar interés por los demás, tener confianza en su equipo de trabajo y en sí  mismo. Buena  actitud, flexibilidad, tener metas específicas y conocer sus  fortalezas.

 No podemos  cambiar las actitudes de las personas  si no modelamos lo  que se requiere para ser un  buen  facilitador. Para poder hacer un gran  equipo de facilitadores, hemos desarrollado la Academia de Facilitadores. Este programa tiene varios módulos que le ayudan al participante a desarrollar sus  destrezas de comunicación, aprender a ofrecer  seminarios,  adiestramientos, fortalecer su liderazgo y su proyección  como líder. La empresa que aspire mantenerse  como líder en el mercado, debe de invertir en el desarrollo de un  buen equipo de facilitadores. Esto permitirá  alinear el propósito, la visión y los valores de su equipo.  En los  tiempos de cambios que vivimos  se requiere un equipo  de trabajo altamente  motivado, comprometido y apasionado con el servicio que ofrece. Estamos llamados hacer la diferencia, a pavimentar el camino para que el futuro de nuestra organización pueda seguir influenciando y sirviendo a las futuras generaciones. ¡Hoy, aquí  y ahora  comienza el  cambio!. www.motivando.com

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Profile photo

Epiko Magazine