Reorganice su vida…Cambie de actitud Reorganice su vida…Cambie de actitud
Hay un mensaje que dice: “Si piensas que puedes, tú puedes. Y si piensas que no puedes, tienes razón”. Mi experiencia me indica que... Reorganice su vida…Cambie de actitud

Hay un mensaje que dice: “Si piensas que puedes, tú puedes. Y si piensas que no puedes, tienes razón”. Mi experiencia me indica que el  mayor problema que tienen las personas para no desarrollarse son sus actitudes.  Es el miedo a comenzar, a enfrentarse a lo desconocido.  Es  la falta de acción  a no hacer lo que hay que hacer.  El no estar dispuesto a dar lo mejor de usted para sustituir esas creencias , que le impiden desarrollarse y convertirse en esa persona que usted tiene derecho a ser.

 Las creencias negativas son obstáculos que nos impiden a desarrollarnos.  Estas son las experiencias, los conocimientos y las referencias que lo llevan a evaluar su realidad desde una perspectiva saboteadora y paralizante.  Esa actitud hace que se enfoque en el porqué no se pueden hacer las cosas que usted  desea hacer.  Otro obstáculo es la mentalidad de escasez, la cual hace que usted  se concentre en lo que le hace falta, en vez de pensar en los beneficios que le va a producir resolver esta situación.  Ese espíritu de escasez que le rodea le  sabotea, le roba sus sueño, le dice que usted no tiene tiempo, que no tiene el dinero ni los recursos;  y esos son  los pensamientos que usted le está dando fuerza..  Usted comienza a visualizar  el por qué no se puede hacer las cosas. Comienza a comunicarse  que se le hace imposible realizarlo.  Mientras el espíritu de escasez sea el que dirija su vida, no podrá reparar sus áreas lastimadas.

Es necesario desarrollar un espíritu de lucha, es necesario desarrollar una mente creativa, es importante que usted invierta su tiempo y vea las soluciones . Revísese, retroceda hoy y busque en su  pasado  los mejores momentos, cuando contaba con sus mayores recursos, en un momento de su vida, usted vivió un momento especial que recuerda; donde no habían obstáculos, donde no habían adversidades, donde usted decía vamos a hacerlo y lo hacía.  Aquellos momentos en que no importaba la situación que se presentara, usted estaba dispuesto a asumir el compromiso para resolverlo y superarlo.  Aquellos momentos en los que usted estaba dispuesto a aprender de esa situación negativa, para convertirlo en un proceso de aprendizaje y de crecimiento.

Le pregunto  hoy:  øEstá usted dispuesto a mejorar las áreas lastimadas de su vida?  øEstá usted dispuesto a reorganizar su vida para un nuevo comienzo?  øEstá dispuesto usted a subir a un nuevo nivel?   Si no lo hace, øHa pensado en el precio que tendrá que pagar usted y su familia por no tomar una decisión de calidad, por no creer que sea  viable, por no pensar en posibilidades, por no hablar con la gente que ha resuelto esto antes, por no atreverse a tomar una decisión?   Le reto a que hoy revise, evalúe, dónde está y hacia donde quiere ir.   Los resultados que   hemos obtenido hoy son las decisiones que tomamos en los pasados años.  Por lo tanto los resultados que obtengamos durante los próximos cinco años serán consecuencias de las decisiones que tomemos hoy.   Le reto a que tome acción, a que sea perseverante y desarrolle el hábito de seguir luchando.  ¡No se rinda!.  Usted tiene el derecho de ser mejor.  Usted tiene el derecho a mejorar sus áreas débiles, de sanar esas heridas y de conquistar su futuro.  Ese proceso de reparación requiere establecer metas, establecer prioridades, identificar posibilidades y fortalecerse como persona.  Atrévase a convertir lo invisible en visible, lo difícil en fácil, lo imposible en posible.

La calidad de vida que usted tiene hoy, tiene una relación a la calidad de acción que usted tome hoy.  Esto va a producir confianza, generará un entusiasmo contagioso que lo llevará a encender una llama interna que alumbrará el camino, no solo el suyo, si no el de las futuras generaciones.  Confío que este mensaje de exhortación, lo liberará de cualquier pensamiento de derrota, desaliento y le ayudará a reenfocarse en sus valores, en sus creencias positivas, en sus sueños y en su visión.

Facebook Profile photo

Epiko Magazine