VIOLENCIA DOMÉSTICA VIOLENCIA DOMÉSTICA
La violencia doméstica es un crimen, a pesar de lo que se estima que en el estado de Florida mueren tres mujeres cada día... VIOLENCIA DOMÉSTICA

La violencia doméstica es un crimen, a pesar de lo que se estima que en el estado de Florida mueren tres mujeres cada día a manos de su cónyuge, ex-conyugue o pareja.

La violencia doméstica es cualquier tipo de agresión física, o sexual, que resulta en lesión corporal, psicológica o muerte de un miembro del hogar, a causa de otro miembro del mismo hogar.

Golpear, empujar, asechar, secuestrar o privar de libertad son ofensas criminales.

No confundamos la violencia con una discusión matrimonial, o con un problema de control de agresividad. En los casos de violencia doméstica, hay un patrón de conducta abusiva, actos de violencia o amenaza de violencia que una persona utiliza para establecer poder sobre su cónyuge o compañera(o) y/o controlar las acciones y actividades de su pareja. Es un acto irrespetuoso e hiriente que uno de los miembros de la pareja decide emplear contra el otro miembro.

La violencia doméstica es un crimen, pero muchas veces no tiene testigos, siendo las víctimas los únicos testigos. En algunos casos, los hijos menores son quienes han presenciado el acto y se convierten también en dolorosos testigos del crimen.

La violencia doméstica está clasificada de varios tipos: física, mental, emocional, verbal, financiera, sexual e interfamiliar. Durante el noviazgo, a menudo se pueden observar los primeros indicios, siendo los celos, y la necesidad de controlar a la pareja, síntomas que pueden derivar en futura violencia.

Nuevo Sendero es una organización que surge de una pareja que confrontó violencia doméstica. Ellos decidieron detener la violencia en su hogar, buscando ayuda espiritual y consejería profesional. En agradecimiento a Dios por restaurar y sanar su hogar, hoy día sirven en la comunidad ayudando a otras familias que atraviesan la misma crisis.

Nuestra organización combate desde hace más de cinco años la violencia doméstica y hemos podido socorrer a muchas familias. Para contrarrestar los estragos en las familias, que van desde la pérdida de empleo a la inestabilidad emocional, brindamos talleres de prevención, conferencias educativas, grupos de asesoramiento legal y referencias para diferentes consejeros profesionales. Considerando el alto índice de violencia hacia los hombres, nuestra organización también ofrece talleres y grupos de apoyo para hombres.

Gracias al esfuerzo y colaboración de nuestro gran equipo de voluntarios y el apoyo que recibimos de pequeños negocios, podemos extender una mano a nuestras familias latinas. Con su donación tanto monetaria como de productos y servicios, usted puede apoyar a una familia en necesidad. Aceptamos ropa, efectos del hogar, útiles escolares, artículos infantiles y productos higiénicos.

Facebook Profile photo

Epiko Magazine