Hola mis chiqui niños! Estoy muy contenta de estar junto a ustedes una vez más, en otra edición de esta maravillosa revista. Y feliz...

Hola mis chiqui niños!

Estoy muy contenta de estar junto a ustedes una vez más, en otra edición de esta maravillosa revista. Y feliz porque en esta ocasión hablaremos sobre un chiqui tema muy importante, y es la importancia del día de Acción de Gracias, que ya se aproxima. 

Muchas personas piensan que el día de acción de gracias es como una maravillosa celebración, que les permite tener un largo fin de semana disfrutando de una suculenta cena. O tal vez piensan que el día de acción de gracias es simplemente el principio de las celebraciones navideñas; pero ¿cuál es el verdadero significado del día de acción de gracias?

Pues mis chiqui niños, esta es una linda tradición cristiana de Los Estados Unidos, desde el año 1623. Les cuento que unos peregrinos viajaron en noviembre a Plymouth, Massachussets, en busca de libertad religiosa. Todo ese invierno se les hizo muy duro y difícil ya que había pasado la época de la cosecha y solo pudieron sobrevivir porque los nativos de la región vinieron en su ayuda. Después de recolectar la cosecha, el gobernador de la colonia de peregrinos “Plymonth Plantation”, declaró:

“Todos ustedes, peregrinos, con sus esposas e hijos, congréguense unidos en la casa comunal, en la colina, para escuchar la palabra de Dios y dar gracias a Dios todo poderoso por todas sus bendiciones que nos ha dado”.

Este es el origen de nuestra celebración anual del día de acción de gracias. En los años siguientes el congreso de los Estados Unidos proclamó, en varias ocasiones, el día de acción de gracias al Todopoderoso. Finalmente, el 1ro de noviembre de 1777 fue oficialmente declarado como día feriado.

Mis chiqui niños, Dios ha sido muy bueno y grande con nosotros. Desde que nacimos el siempre está para ayudarnos. Ustedes no se imaginan cuan grande es su amor por nosotros. Él solo nos pide que seamos agradecidos. Saben ustedes, los chiqui niños, por cuántas cosas pueden dar gracias a Dios en la vida.

Hoy les voy a decir algunos pequeños chiqui tips para dar gracias:

•Dar gracias a Dios por la vida: Cada día, cuando nos levantemos en la mañana y nuestros chiqui ojitos vean la luz del día, demos gracias a Dios por otra oportunidad de vida que nos ha brindado. Por ese hermoso amanecer, por la luz que brilla y por la lluvia que baña a nuestras plantas. Dios desea que tú y que yo cumplamos nuestro propio ciclo en la vida.

•Dar gracias a Dios por la comida: Cuántas veces nuestros chiqui papás nos dicen que hay muchos chiqui niños en el mundo que no tienen alimentos para comer, ¿verdad? Así mismo es, los alimentos son una bendición que Dios nos da para nosotros alimentarnos. No la podemos desperdiciar, ni botarla, ya que hay otros que no tienen. Demos gracias cada día por nuestros alimentos.

•Dar gracias a Dios por nuestra ropa y zapatos: Nuestros padres trabajan mucho y se sacrifican por nosotros, y nos compran vestidos hermosos, lindos zapatos, y mucho más, para que nosotros estemos lindos y contentos. Por esa razón debemos de ser agradecidos con ellos, aunque a veces algunas cosas no son como nos gustan. Lo importante es que se chiqui preocupan por nosotros, porque nos aman.

•Dar gracias a Dios por nuestra familia y hogar: Que hermoso es saber que alguien nos chiqui ama y que tenemos a una familia que nos quiere y nos dan un hogar. Dios te concedió y seleccionó a una chiqui familia para ti, antes que tú nacieras. Dios la escogió porque él sabía que ellos te iban a cuidar, proteger, disciplinar, educar y amar. Disfrútala y se respetuoso con ellos.

•Dar gracias Dios por nuestra salud: ¿Verdad que es muy importante tener salud en nuestro cuerpo y alma? Sin esto no podemos hacer nada en la vida cotidiana. Es muy chiqui importante estar sanos, saludables, ya que es el motor que nos hace estudiar, trabajar, jugar, y realizar toda tarea de nuestro hogar y muchísimas cosas más. Sin Salud es casi chiqui imposible poder sentirse bien.

Si seguimos mencionando veremos que hay muchas chiqui más cosas por las que dar gracias a Dios todos los días. Pero presten mucha atención, no podemos dejar en un solo día la acción de dar gracias, sino que tenemos muchos mas días para hacerlo.

Dale gracias a Dios por su precioso amor, pues él ha tenido contigo un amor tan chiqui grande que ¡nada, ni nadie, lo puede igualar! Agradécele a Dios por tus hermanos, amigos y demás familiares, pero sobre todo por cada momento en que respiras. Les puedo asegurar por mi chiqui experiencia que soy la persona más chiqui feliz y chiqui bendecida del mundo desde el día que comencé a dar gracias a Dios por todo lo que me ha brindado.

Hasta la próxima mis chiqui amiguitos, no olviden que los amo mucho!

Facebook Profile photo

Epiko Magazine