Bueno, llegó. Se está acabando el verano, el próximo año escolar está a la vuelta de la esquina y la interminable lista de cosas...

Bueno, llegó. Se está acabando el verano, el próximo año escolar está a la vuelta de la esquina y la interminable lista de cosas para la escuela está pegada en el refrigerador. Pero, ¿recordó vacunar a sus hijos y llevarlos a hacerse el examen médico anual? 

Todos sabemos sobre la cantidad de niños que van el primer día a la escuela y los mandan de vuelta a la casa porque no tienen las vacunas al día. Por eso, antes de comenzar las clases en Agosto es importante servir de recordatorio a los padres y tutores legales sobre la importancia de las vacunas. La meta de todo pediatra es generar mayor conciencia sobre la importancia de las inmunizaciones en todas las edades, desde el nacimiento hasta el adulto joven. La inmunización es una prioridad en el manejo de la salud, ya que las vacunas son uno de los instrumentos más exitosos para la prevención de enfermedades y fallecimientos. Aunque nuestra nación disfruta de una cobertura récord de inmunización y la incidencia de la mayoría de las enfermedades que pueden prevenirse con la vacunación ha sido reducida en más del 99%, todavía tenemos mucho camino por recorrer.

¿Está al día? ¡Vacúnese! Agosto es el momento perfecto para recordar a las familias, amigos, colegas y comunidades que se pongan al día con sus vacunas. Los padres están inscribiendo a sus hijos en la escuela y los estudiantes están entrando a las distintas universidades. Muchas comunidades organizan ferias de salud y otras actividades para proveer vacunas gratis o baratas a las personas sin seguros de salud, por tanto, no deje que el costo se convierta en una barrera para su salud y la de su familia.

Se recomienda que los niños reciban vacunas contra la difteria, el tétano, tosferina, paperas, sarampión, rubéola, varicela, polio y otras. Los adolescentes deben vacunarse contra la hepatitis A, hepatitis B, meningitis y otras vacunas que no hayan recibido en el pasado. Las vacunas recomendadas para los adultos incluyen vacunas contra la influenza, el neumococo, el tétano y la difteria. ¿Son tan importantes las vacunas? Bueno, veamos. Aunque en algunos países esto sigue ocurriendo, antes de que hubiera vacunas las personas morían de varicela y poliomielitis, enfermedades que hoy sólo conocemos por los tristes recuerdos de las abuelas. De hecho, hoy día muchas de las enfermedades infantiles son simples molestias gracias a las vacunas pero hace menos de un siglo solían ser las épocas más difíciles en la vida de un niño. Las vacunas han erradicado la viruela, eliminado el virus de la polio en Estados Unidos y reducido notablemente los casos de sarampión, difteria, rubéola, tosferina y otras enfermedades. Sin embargo, en Estados Unidos siguen muriendo decenas de miles de personas a causa de estas y otras dolencias que son prevenibles con la vacunación.

Las vacunas ofrecen una protección segura y efectiva contra las enfermedades infecciosas. Al tener las vacunas al día, los individuos pueden evitar que sus familias, amigos y comunidad, contraigan infecciones graves que incluso pueden llegar a ser fatales. ¿Cómo funcionan las vacunas? Las vacunas preparan al sistema inmunológico contra la exposición a virus o bacterias que causan enfermedades. De esta manera, cuando la persona realmente está expuesta a un agente infeccioso, el cuerpo ya sabe exactamente qué hacer para combatirlo. Esta medida preventiva no sólo protege a la persona inmunizada, sino que también ayuda a evitar que se produzca el contagio. Por lo tanto, quienes no puedan ser vacunados porque tienen alguna otra enfermedad o quienes no responden bien a la inmunización, también reciben protección en lo que se llama inmunización colectiva o comunitaria.

Ni demasiado viejo ni demasiado joven Las vacunas actúan como medidas preventivas en todas las etapas de la vida, al margen de la edad, el sexo, la raza, la procedencia étnica o el país de origen. Las vacunas recomendadas comienzan desde el nacimiento y continúan toda la vida. Los padres y todos los miembros de la familia deben saber y asegurarse qué los bebés, niños, adolescentes, adultos y ancianos, reciban las vacunas recomendadas. Como los niños son particularmente vulnerables a las infecciones, la mayoría de las vacunas se dan durante los primeros seis años de vida. Otras inmunizaciones son recomendadas durante la adolescencia o la edad adulta y para algunas vacunas, se recomienda recibir nuevas dosis en diferentes etapas de la vida. Además, también se recomiendan vacunas contra ciertas enfermedades que pueden encontrarse cuando se viaja a otros países.

“Las vacunas son clave para la vida saludable de las personas de todas las edades y culturas que viven en nuestra comunidad y usamos esta oportunidad para hacer un recordatorio sobre la importancia de tener las vacunas al día”. ¿Qué debo hacer? Ordene su historial clínico. Mantenga un calendario para marcar las fechas de vacunación y saber las fechas en que vacunó a sus hijos. Coordine una consulta médica para asegurar la vigencia de las vacunas y recuerde que los niños tienen que vacunarse antes de entrar a la escuela. Revise el calendario de vacunas infantiles, el de adolescentes y adultos. Haga la cita con el Médico de cabecera (pediatra) de sus niños y manténgalos saludables!

Si tiene alguna pregunta favor de llamar a Kidsville Pediatrics; Oficinas de la doctora Francelis Gonzalez localizadas en KissimmEe, East Orlando, Clermont y Davenport | Telefono (407)518-0078

Facebook Profile photo

Epiko Magazine